• BDP

Notas de Prensa

Comunicación

El BDP socializa el crédito SIBOLIVIA con empresarios cruceños para su reactivación

(Santa Cruz, 7 de abril de 2021). - El Banco de Desarrollo Productivo - SAM (BDP) socializó con empresarios cruceños las condiciones y beneficios del crédito SIBOLIVIA, con el propósito de que las empresas productivas grandes y medianas se reactiven, con la sustitución de importaciones, y que la población consuma lo hecho en Bolivia.

El Gerente General del BDP, Ariel Zabala David, y otras autoridades del banco, se reunieron con representantes de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (CAINCO), con representantes y afiliados de la Cámara de Exportadores, Logística y Promoción de Inversiones de Santa Cruz (CADEX) y con otros empresarios del Departamento.

En estas reuniones se proporcionó información de las acciones que está aplicando el BDP para reactivar al sector productivo y orientación clara y precisa del crédito SIBOLIVIA, que colabora a un desarrollo integral del empresariado cruceño golpeado por la inacción del anterior gobierno y por la crisis sanitaria.

“Nuestra política es apoyar al sector productivo grande, mediano, pequeño y micro, y que éstos puedan aportar a la reactivación y el desarrollo productivo y generar productos con valor agregado –principalmente- para sustituir importaciones”, resaltó el Gerente General del BDP, a tiempo de recomendar a la ciudadanía consumir los productos hechos por manos bolivianas.

“…Este crédito y los otros productos del banco son muy importantes para que pueda reactivarse la economía de nuestro sector, entonces creo que nuestros asociados van a estar muy interesados en recibir más información y en contactarse con el equipo (del BDP) de Santa Cruz, para llevar a cabo la gestión del crédito”, manifestó el Presidente de la CADEX, Oswaldo Barriga Karlbaum, al comentar que el sector productivo exportador ha vivido un año muy duro.

Por su parte, el Gerente General de CAINCO, Daniel Velasco Oyola, señaló que “el crédito podría ayudar a dinamizar la economía. Los sectores industrial y agropecuario necesitan el apoyo, porque contribuyen muchísimo a la economía del país y deberíamos apuntar a estos sectores para que puedan reactivarse, puedan seguir generando empleos y bienestar para el país”.

Colocación y desembolsos

A la fecha, el BDP colocó 489 créditos, por un total de Bs40,4 millones, destinados a productores de los nueve departamentos del país, para la sustitución de importaciones de la industria manufacturera, agricultura y ganadería.

Del total de desembolsos realizados hasta el 6 de abril del año en curso, 33,6% fueron para los productores de La Paz, 25,7% para Santa Cruz, 16,6% para Cochabamba, 8,1% para Chuquisaca, 5,6% para Oruro, 4,3% para Potosí, 3,5% para Tarija, 2,4% para Beni y 0,2% para Pando, de acuerdo al siguiente detalle:

Departamento

N° desembolsos

Crédito en Bs

En %

La Paz

170

13.539.178

33,6%

Cochabamba

95

6.688.500

16,6%

Santa Cruz

82

10.383.230

25,7%

Chuquisaca

46

3.251.000

8,1%

Oruro

34

2.260.000

5,6%

Potosí

25

1.743.000

4,3%

Tarija

23

1.407.000

3,5%

Beni

12

979.000

2,4%

Pando

2

100.000

0,2%

Total

489

40.350.908

100%

Del total de créditos desembolsados 96,2% se destinaron a la industria manufacturera, 3,3% a agricultura y ganadería y 0,5% para caza y silvicultura: para la confección de prendas de vestir para hombres, mujeres y niños; fabricación de ropa deportiva; fabricación de calzados de cuero, elaboración de productos de panadería y pastelería, fabricación de artículos confeccionados de materiales textiles, fabricación de muebles y partes de muebles de madera; fabricación de productos metálicos para uso estructural; cría de ganado vacuno; cultivos de plantas para bebidas y estimulantes; cría de aves; cultivo de hortalizas de bulbo; apicultura, entre otros.

Sustitución de importaciones

La sustitución de importaciones es una estrategia que impulsa el Gobierno para promover la producción nacional, generar fuentes de empleo y reactivar la economía boliviana. Mediante esta estrategia, los productores bolivianos coadyuvaran en la sustitución de los productos que se importan por aquellos que son fabricados y manufacturados en el país.